Ahorrar gas en casa tanto en verano como en invierno es sagrado

En este artículo vamos a hablar sobre cómo ahorrar gas en casa tanto en verano como en invierno. Muchas veces nos preguntamos qué podemos hacer para ahorrar en el consumo de gas en casa. En esta ocasión se nos plantea la posibilidad de si debemos o no dejar la calefacción de nuestra casa encendida mientras estamos fuera.

Ya sabemos que ahora, siendo primavera no es la época que más frio hace en España pero tampoco es la más calurosa por lo que todavía seguimos encendiendo un poco la calefacción para aquellos días de frío intenso. Ahora bien, ¿ Cuál es la temperatura ideal? ¿Poner la calefacción a 25º es recomendable? No, no es recomendable. Estás cometiendo un error.

La temperatura ideal — y que te ayudará a ahorrar gas— es de 21º. Cada grado que te pases incrementará tu consumo en la factura del gas en torno a  un 7%, por lo que es importante que ajustes bien los grados.
  • Si sales de casa y sabes que vas a estar mucho tiempo fuera, reduce la temperatura de tu calefactor al mínimo o incluso apágala, si fuese necesario.
  • Calienta solo las habitaciones que uses. El resto no hace falta.
  • Un correcto aislamiento de  tu vivienda evitará fugas, asó que optimizarás al máximo la energía.
  • Aprovecha las horas de sol en tu casa, sin necesidad de encender la calefacción.

¿Cómo ahorrar gas en casa con los calentadores de agua? 5 Puntos clave a tener en cuenta:

Los calentadores de agua son, para nosotros, el mejor sistema para controlar nuestro consumo tanto de agua como de gas. Si dispones de una instalación similar, deberías aplicar estos consejos:
  •  No dejes el agua caliente correr mientras no se esté utilizando.
  • Mantén una temperatura óptima del calentador.
  • Pon el mando del grifo en frío para lavarte los dientes o fregar los platos, ya que son acciones que no necesitas agua caliente.
  • Duchas rápidas de verano en lugar de baños largos reducirá tanto el consumo de gas como de agua.
  • Utiliza el programa de agua fría en tu lavadora.

¿Cómo ahorrar gas en la cocina?

Nuestro consejo es que pienses en lo sencillo a la hora de manejarte en la cocina, pensando siempre en que cuanta más cantidad de gas se queme, más calor producirá la flama. Además de eso, que es evidente, aqui van una serie de consejos que te pueden venir bien:
  • Cuando termines de utilizar el horno o de la plancha, aprovecha ese calor para calentar la cocina.
  • Tapa las ollas: si se encuentra destapada, el calor se escapará, es por eso que tienes que mantenerla el mayor tiempo posible tapada.
  • Una vez que tu preparación haya alcanzado su punto de ebullición, disminuye la llama para que mantenga su hervor.

A modo resumen, como habéis podido comprobar hay muchas formas mejorar el ahorro energético en tu hogar, además sin costo alguno, y seguramente a largo plazo te generarán un gran cambio en tu factura del gas.

En caso de querer más información, uno de nuestros asesores energéticos puede ayudarte a conseguir una cocina mas eficiente y conseguir reducir la factura de gas.
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)