Como seguramente habréis leído en medios de comunicación el pasado 20 de mayo se publicó en el BOE la nueva Ley del Cambio Climático y Transición Energética. Con esta nueva ley, España se compromete a garantizar su transición a un modelo económico circular, conseguir así una reducción de impactos sobre el cambio climático e ir instalando un modelo de desarrollo sostenible en el tiempo, hasta 2050.

Según indicó el Panel Intergubernamental de Expertos sobre Cambio Climático (IPCC) , al ritmo actual, el aumento de la temperatura de la tierra en 1,5°C se alcanzará entre 2030 y 2052. En el caso de España, este aumento de la temperatura es superior a la media en casi 0,5°C.

Vista ya la gravedad del problema, el país ha decidido ponerse manos a la obra. En este artículo os hablaremos de las 10 claves de la nueva Ley del Cambio Climático y Transición Energética de 2021.

La nueva Ley del Cambio Climático tiene nos objetivos medioambientales muy claros de cara al 2030 y 2050

Dentro de los objetivos que se han propuesto, los más importantes son los siguientes:

      • Mejorar la eficiencia energética disminuyendo el consumo de energía primaria como mínimo en, un 39,5%,
      • Reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 23%.
      • Potenciar las energías renovables en al menos, un 42%.
      • Un 74% de la generación de electricidad tiene que provenir de energías de origen renovable.
      • De cara a 2050, los objetivos son mas difusos: la idea es llegar a una neutralidad climática a nivel internacional y crear un sistema eléctrico que genere energía limpia y  100% renovable.

        Creación de nuevas herramientas para determinar el marco de actuación

        Se han creado dos nuevas herramientas para garantizar y desarrollar que esa actuación vaya a llevarse a cabo. Estas herramientas de gobernanza están recogidas en el Reglamento 2018/1999 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 11 de diciembre de 2018, sobre la gobernanza de la Unión de la Energía y de la Acción por el Clima: los Planes Nacionales Integrados de Energía y Clima (PNIEC) y la Estrategia de Descarbonización a 2050. 

        Elaboración de un Plan de Rehabilitación de Viviendas para mejorar la eficiencia de los edificios

        Reducción de combustibles fósiles

        Cuando esta ley entre en vigor  ya no se podrán autorizar permisos para la explotación de combustibles fósiles y energía nuclear, así como sus respectivas subvenciones. Gracias a la nueva Ley de Cambio Climático y Transición Energética nos despediremos de una vez por todas del ansiado Fracking y también diremos adiós a la minería radiactiva. Habrá, además, cese de la producción de carbón nacional. En cuanto a vehículos de mar, se quiere reducir progresivamente el uso de combustibles fósiles en buques, embarcaciones, plataformas… amarrados o fondeados en puertos.

        Y de cara a impulsar la transición energética, se fomentará la penetración de los gases renovables (biogas, biometano, hidrógeno) y otros combustibles basados en materias primas y energía renovables.

        Instalación de puntos de recarga eléctrica

        La idea  es que el Gobierno central instalará puntos de recarga eléctrica para vehículos eléctricos. Estos puntos de recarga emitirán información actualizada a tiempo real  al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico sobre la localización, precio de venta de la electricidad y el consumo que se ha realizado en cada recarga.

        Eliminación de emisiones en transporte público

    1. Otra de las novedades de esta ley es conseguir que en el transporte público no haya emisiones de CO2 a la atmósfera. Tanto medios de transporte públicos como turismos comerciales ligeros de cara a 2050. Otra idea es intentar fomentar la movibilidad urbana a través de bicicletas y analizar en los trayectos cortos las formas de viajar.  También se obligará a edificios que sean de nueva construcción a disponer de puntos de recarga eléctrica.

      Análisis de la huella de carbono obligatoria para las empresas

      En la nueva se prevé la obligatoriedad para que las empresas deban calcular y hacer pública su huella de carbono, y elaborar planes que las ayuden a reducir sus emisiones de gases invernadero.Medidas de adaptación a los efectos del cambio climático.

      Evaluamos tu huella de carbono corporativa. Ley del cambio climatico.

      Evaluamos tu huella de carbono corporativa. Ley del cambio climatico.

      Protección de la biodiversidad y sus ecosistemas

      Esta nueva ley también promueve la participación de diferentes agentes (públicos y privados), especialmente del sector agrario y forestal. La idea es aumentar la capacidad de captación de CO2 de los sumideros de carbono.

      Y para ello, se quiere apoyar la bioeconomía como herramienta para impulsar el desarrollo de las zonas rurales. Conocer cómo se comportan los ecosistemas naturales, los caminos para restaurarlos y conservarlos, se convierte en una prioridad.

      Apostar por una transición ecológica en el empleo público y privado

      Apoyo al autoconsumo

      Aunque esto ya se lleva haciendo hace años, con esta ley del cambio climático el papel del autoconsumo se endurecerá todavía más. No sólo se llevan a cabo medidas para su instalación como hemos visto ya sino que además se contempla la idea de repotenciar las instalaciones fotovoltaicas, para que aumenten su potencia hasta llegar a obtener la máxima rentabilización que se le permite verter a la red. Con esto se intentará aprovechar al máximo la instalación minimizando los costes e reduciendo el impacto medioambiental.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)