Muchas veces nos pasa que como no entendemos nuestra factura de la luz, tampoco somos capaces de saber qué potencia debemos tener contratada tanto en nuestro hogar como en el ámbito empresarial y todos nos hacemos la siguiente pregunta: ¿Qué potencia eléctrica necesita mi negocio? Aunque parece una pregunta sencilla, no lo es tanto. Quizás no lo sepas pero la potencia eléctrica que contratas en tu tarifa puede aportarte un mayor ahorro o un mayor gasto.  No todo reduce a la tarifa que tenemos contratada con nuestra comercializadora. Y como habrás podido comprobar, llevamos un año donde las miles de pymes y grandes empresas que operan en España han visto cómo sus costes energéticos se han elevado de una manera drástica y por lo tanto han tenido que tomar medidas al respecto. Hoy te explicamos cómo elegir la potencia que mejor se adapta al consumo de tu empresa y así evitarás cortes de luz.

potencia tengo que contratar en mi negocio

¿Qué potencia eléctrica necesita mi negocio?

Qué es la potencia eléctrica 

La potencia eléctrica es la cantidad de energía que nuestro sistema arroja a nuestro hogar o a nuestro negocio y determina la cantidad de aparatos eléctricos puedes tener conectar a la vez.

Cómo calcular la potencia contratada en mi empresa

Ya hemos hablado otras veces de las variables que conllevan el contratar una potencia u otra en un hogar y cómo calcularla,  no obstante, en este artículo de hoy nos vamos a centrar en el apartado más importante que es el de las empresas, que las variables no cambian mucho.  Lo primero que debes de saber es que no existe una potencia eléctrica determinada para pymes.

  • Tipo de actividad: Dependiendo del modelo de empresa que tengas, tendrás unas necesidades u otras. No es lo mismo ser un comercio local que una gran empresa. Lo mejor es dejarte asesorar por una consultoría energética como la nuestra.
  • Numero de trabajadores: Es directamente proporcional a la cantidad de ordenadores que necesitará o maquinaria que utilizará en su trabajo.
  • Dimensiones del local: Cuantos más metros tenga, más demanda energética.
  •  Número de aparatos eléctricos en la empresa:  Dependiendo de la cantidad de aparatos que haya en la empresa, eso también repercutirá. Y también cuántos de ellos se están utilizando a la vez, el famoso porcentaje de simultaneidad. Para calcular el porcentaje de simultaneidad normalmente las empresas suelen contactar con un técnico profesional. Hay que tener en cuenta que es un dato muy importante para no quedarte corto con la potencia eléctrica.

    En Naturelek, estudiamos tu potencia contratada y tu histórico de consumo para ayudarte a determinar los kW exactos necesarios para tu negocio. 

¿Qué potencia tengo que contratar para mi negocio?

Una vez que sepas cuál es tu demanda eléctrica, deberás saber que tienes varias tarifas con diferentes potencias. Normalmente van de 10 a 15kW. Aunque si tu empresa dispone de una dimensión superior también habría que realizar un análisis más exhaustivo para ajustarla. Las tarifas y potencias más contratadas son las siguientes:

  • Tarifa de acceso 2.0: potencia inferior a 10kW
  • Tarifa 2.1: potencia de entre 10 y 15kW
  • Tarifa 3.0: potencia superior a 15kW

No existe un truco para todos, pero sí sabemos por experiencia que los modelos de negocio tradicionales como restaurantes necesitan más de 15kW, las tiendas de alimentación 5kW y las cafeterías entre 10 y 15kW. En el caso de oficinas con teletrabajo con dos o tres ordenadores con tener una Tarifa 2.0 es más que suficiente. Ya cuando pasamos a empresas más grandes, sí compensa pasarse a una Tarifa 3.0 donde te facilitarán un maxímetro para realizar mediciones a lo largo del día. La energía que te sobre tendrás que elegir si estás en el mercado libre o no. 

 

Es importante dar justo en el clavo con la potencia ya que tan perjudicial es pasarse con la potencia eléctrica contratada como quedarse corto.

Ni más ni menos. La clave está en revisar tu factura mes a mes y las potencias máximas registradas. Si te sobra energía pagarás más. Si por el contrario,  te saltan los plomos es que te estás quedando corto. En un hogar que salten los plomos no importa tanto pero en un negocio que necesita estar operativo continuamente, se necesita un correcto funcionamiento de la energía.

 

¿El tipo de instalación influye?

Desde luego que sí. Tendrás que saber si tu instalación es monofásica o trifásica. Eso se revisa en el contador.

¿Puedo subir la potencia contratada en mi negocio si me quedo corto?

Si, se puede contratar más potencia. Si ves que se encienden los plomos continuamente, debes hablar con tu comercializadora y distribuidora. El realizar este paso implica un recargo económico.

 

¿Tienes dudas? En Naturelek te ayudamos a contratar la potencia ajustada. Ponte en contacto con nosotros a través de info@naturelek.com o llamarnos al 94 685 57 10.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)